miércoles, 30 de diciembre de 2009

LA CUENTA REGRESIVA COMENZÓ.


Comenzamos la cuenta regresiva, como cada año se repite el ritual, "año nuevo, vida nueva" dice la voz popular y comenzamos la evaluación que genera nuevos y buenos propósitos para la nueva aventura que se avecina y la cual sin pedirnos permiso llega a cada uno de nosotros, sin importar tus circunstancias actuales, la edad, el color de la piel, la marca de coche, carro que conduzcas o manejes, sin importar la casa en la que vivas ni el país de residencia.


Quieras o no quieras las 12 campanadas volverán a sonar una vez más. Lo importante no es lo que pasó, sino lo que vas a hacer a partir de hoy.

¿Qué resuelves hacer a partir de ahora? Acuérdate de este principio a lo largo del año que viene: "El Universo premia la acción, no el pensamiento". En este nuevo período que pronto comenzará ¿qué vas a hacer diferente?

Déjame que te presente basicamente 4 alternativas: hacer más de lo que te funcionó este año, hacer menos de lo que es intrascendente, comenzar algo nuevo, o dejar de hacer lo que venías haciendo y no te ha funcionado.

Ha llegado el momento de resolver, decidir con determinación fija y definitiva, sobre cómo vas a evitar mantenerte estancado en automático 365 días más.

FELIZ SALIDA Y ENTRADA DE NUEVO AÑO.

Soy Paco Morales.
Haz que cada día cuente. Éxitos
http://josemorales.blogia.com/

domingo, 27 de diciembre de 2009

NUEVO AÑO...BUENOS PROPÓSITOS.




Cuando se acerca el final del año, casi todo el mundo piensa como ha sido el que se acaba y como le gustaría que fuese el nuevo.

Se empiezan a repasar las cosas que han quedado por hacer y la falta de voluntad y dedicación que han llevado a no conseguir más realizaciones.

Entonces suele haber una especie de propósito de la enmienda para el próximo año: haremos todo lo que no hemos sido capaces de hacer el anterior. Normalmente se trata de consecuciones privadas: aprender una nueva lengua, hacer régimen, hacer más ejercicio, dedicar más tiempo a la familia, etc. Pero también hay otros propósitos que se pueden hacer, menos concretos pero más abarcativos de la manera de vivir, de mirar el mundo y a las otras personas.

Se podría pensar como son las relaciones con nuestros semejantes, tanto con nuestra familia como con el resto de las personas próximas: amigos, compañeros de trabajo, vecinos, conocidos y hasta cualquiera con quien entremos en contacto esporádicamente.

¿Cómo es nuestra vivencia de los otros?, ¿Qué sentimientos nos despiertan? No es fácil pararse a pensar estas cosas, con tantas ocupaciones como tenemos siempre. Pero, a veces, sería conveniente hacerlo para no caer en prejuicios o mantenerlos sin darnos cuenta.

Cuando los demás piensan y se comportan como nosotros nos parecen estupendos, pero cuando no es así los vemos de forma muy distinta y hasta los podemos sentir como rivales reales o imaginarios, entonces nos generan sentimientos negativos como el rechazo, el desprecio, el odio… y en el caso de personas próximas, las diferencias de opinión o de valores ya son motivo suficiente para que haya fricciones y disputas.

Pero, en cualquier caso, el otro no deja de ser un ser humano con las mismas necesidades, esperanzas, ilusiones que nosotros. Es así como tendríamos que verlo pero, a veces, se puede llegar a ver como una amenaza o un enemigo solamente por ser diferente: venir de otro país, ser de otra raza, cultura, religión, ideología… además se puede dejar de ver a las personas de forma individual para pasar a incluirlas en un grupo que, teóricamente, las marca con las características que hemos adjudicado a este grupo, como si todos los miembros de ese colectivo fuesen exactamente iguales.

Tendríamos que poder reflexionar sobre estas cosas y llegar a una conclusión parecida a la que llega Mafalda en su felicitación de año nuevo:

“Deseamos a todas las buenas personas que conocemos que el próximo año tengan toda la fuerza y den lo mejor de sí mismos sin importarles que les recompensen sus esfuerzos para trabajar por un mundo mejor, en el que la paz sea posible con justicia y equidad y en el que sobrevivan las utopías aunque parezcan (o sean) imposibles”.

Soy Paco Morales.
Haz que cada día cuente. Éxitos.

jueves, 24 de diciembre de 2009

FELIZ NAVIDAD!


Te deseo de todo corazón, unas Felices Fiestas Navideñas y una entrada de nuevo año llena de ilusión, de buenos propósitos y de mucha energía positiva. Que el Bullicio de estas fechas no opaque la voz interior de tu corazón, lugar en donde encontrarás las respuestas a todos tus interrogantes de este año y del que viene.

Que aproveches estos días para realizar una limpieza "consciente"de tu vida, de tu mente y de la forma de hacer las cosas. Que no solo alimentes el cuerpo físico sino que también nutras  tu corazón, el motor del amor, ese amor al que te debes a tí mismo.

Deja atrás todo lo que pasó y no critiques ni te castigues por ello. Aprende de todo lo vivido, y con nueva experiencia afronta los retos venideros a partir de hoy.

Date el permiso de "conectarte" con los que amas y con lo que amas, con el dar, con el entregar y con el RECIBIR. Encuentra aquello que te muestra la esencia de tu propia vida, que te hace ser lo que eres y no otra cosa, "conéctate" con tu espíritu humano.

¿Qué es lo que tienes para darte a tí mismo? Mira hacia atrás desde el aprecio y el reconocimiento, ¿Qué puedes celebrar? Desde ahí, te animo entonces que hagas evaluación para que esa energía haga que el próximo año sea lo más representativo posible de eso que quieres SER, abriendote a esas nuevas posibilidades que tendrás en el próximo año y que se iran manifestando en la medida que te CONECTES con esa parte de tí, que sabe hacia donde quiere ir.

REINVENTATE desde aquello que te enciende y te hace vibrar.

Te agradezco desde aqui el formar parte de lo que le da sentido a todo lo que hago, a través de este Boletin, gracias por estar ahí y por aprovechar cada articulo que te he  mandado en este año.

Mi deseo más profundo en esta época es que seas capaz de exprimir el jugo positivo de estas fechas.

Que sea un próximo año lleno de prosperidad, de pasión de reinvención y sobre todo de mucha CONEXIÓN contigo mismo y de descubrimiento personal.

Mil gracias soy Paco Morales y haz que cada día cuente.
Muchos, muchos éxitos.

sábado, 19 de diciembre de 2009

YA ESTÁ EDITADO.


Ya está a la venta el CD del Seminario de Crecimiento y Liderazgo. Un buen regalo para estas fechas de termino de año, sin efectos secundarios, un Cd que potencializará tu crecimiento y el logro de objetivos para el 2010. Si estas interesado en adquirlo mandame un mensaje: paquirri44@gmail.com.

A partir de esta semana ya tendremos regularidad en los articulos del Boletín. Muchas gracias por la paciencia.

Soy Paco Morales.
Haz que cada día cuente. Éxitos.

jueves, 10 de diciembre de 2009

SEMINARIO DE CRECIMIENTO Y LIDERAZGO



Estimados suscriptores, he estado un poco ausente en estas semanas debido a la preparación del Primer Seminario de Crecimiento y Liderazgo que va a tener lugar el próximo 16 de diciembre a las 7 de la noche en la ciudad de Quetzaltenango, Guatemala. El evento tendrá lugar en el Centro de Convecciones Gran Karmel. La Conferencia es totalmente gratuita, el consumo mínimo de Coeffe Break que se dará es de Q 45.00.
Espero verte en este Seminario en donde te voy a enseñar a descubrir como alcanzar tus metas y objetivos personales y profesionales trabajando tu interior. Un buen Despegue para el próximo 2010.
Te espero.
Soy Paco Morales,
Haz que cada día cuente. Éxitos.

viernes, 27 de noviembre de 2009

LA CONFERENCIA DE HOY.


Hola a todos los suscriptores de este Boletin.
En esta ocasión te dejo la primicia de la Conferencia que en el día de hoy 27 de noviembre tuve el honor de dar en Internet gracias a Miguel Michelena y Paty Flores, "7 herramientas para vivir tu máximo potencial".

Mil gracias a todos.

Si quieres acceder a ella PINCHA AQUI.

Soy Paco Morales.
Haz que cada dia cuente. Éxitos.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

7 HERRAMIENTAS PARA VIVIR TU MÁXIMO POTENCIAL.


Te invito a mi conferencia on-line el próximo viernes de forma gratuita, registrate en el enlace que te dejo abajo, busca el horario segun tu pais y dejame que te enseñe las 7 herramientas para que puedas vivir tu máximo potencial en tu camino hacia el éxito con las que podrás empezar a marcar la diferencia en tu vida.

PARA REGISTRARSE A LA CONFERENCIA PINCHA AQUI

domingo, 22 de noviembre de 2009

TODO ES MENTE: Lo físico solo una ilusión.


Esta semana te dejo un video, para combinar lectura con visualización también. Aunque tendrás que leer ya que tiene subtítulos.

Disfrutalo.

Soy Paco Morales.
Haz que cada día cuente. Éxitos.

lunes, 16 de noviembre de 2009

GRUPO COACHING EN ACCIÓN.


Estimados suscriptores de este Boletin, quiero compartir con vosotros y a la vez invitaros a que formeis parte de este Grupo que ha sido creado como complemento en nuestro camino hacia el Éxito, y para que entre todos podamos compartir muchas cosas.

Gracias a mi amiga Cindy Solano, de Colombia, que ha sido mi  inspiración para crear el grupo. Gracias a ella se despertó una idea de hace algún tiempo y que hoy se ha materializado en lo que te presento.

Quisiera mencionar también aqui a Angie Newman, mi coach personal, que también a ha sido fuente de inspiración, al crear en Twitter el Twettercoaching.

Te dejo el enlace para que puedas verlo y formar parte de esta comunidad, que esperamos que vaya creciendo en muy poco tiempo.

PINCHA AQUI PARA ACCEDER AL GRUPO

Soy Paco Morales.
HAz que cada día cuente. Éxitos.

domingo, 15 de noviembre de 2009

EL SIGNIFICADO DE TUS LÍMITES Y LO IRREAL DE TUS PENSAMIENTOS.


Tú vida no la hace lo que sucede, sino lo que en ti sucede ante lo que vives. Mejor dicho, lo que tú haces con lo que viviste.


No es cuestión de sólo vivir una experiencia, sino sobre todo dejarte tocar por ella. De permitir que ante lo nuevo, tus pensamientos y emociones se transformen y expandan al expandirse tu consciencia. Y desde ahí, desde tu reflexión y aprendizaje, puedas ser la siguiente mejor versión de ti mismo.

Quiero compartirte estas reflexiones con la intención de ofrecerte una manera diferente de pensar sobre tu propia vida, tu potencial, tus retos y oportunidades.

1. Tus límites actuales marcan el próximo comienzo

¿Seré capaz? ¿Tendré con qué? ¿Podré llegar?

Realmente, nunca lo sabes. Hasta que lo intentas. Y te das el chance.

Es cuando te abres a la oportunidad de descubrirte como “más” de lo que te creías, que tu grandeza se manifiesta.

Tu noción acerca de lo que eres capaz es tan sólo una pequeña idea de quien tú eres realmente.

Desafiarte a expandirte, a crecer, a dar más, a explorar, a aprender, a ir más allá… es parte de lo que te llena de vitalidad.

En cierto sentido, si no hay desafío no hay vida sino rutina.

¿Quieres sentirte lleno de vitalidad y experimentar más intensamente la conexión con tu vida? Búscate un reto. Ponte un desafío. Uno que te entusiasme y a la vez te invite—mejor aún, te seduzca—a evidenciar en carne propia la ilusión de tus límites pasados y la materialización de tu potencial.

Eso es parte del juego de la vida: atreverte a ir a donde aún no has ido; aventurarte a descubrir en ti lo que aún te falta por disfrutar de ti mismo.

Te lo ofrezco de esta manera: quien tú eres realmente, está más allá de tu zona de comodidad. Es cuando vas más allá de tus “límites”—de las creencias que hasta ahora has sostenido sobre hasta dónde “llegas” como persona—que estás honrando en la acción tu verdadero potencial.

Una cosa es quien tú crees que eres—definido por tus ideas del tipo “Yo soy…” y “Yo no soy…”—y otra es quien tú eres realmente. Date el regalo de descubrirte que estabas equivocado sobre ti… al darte el chance de sorprenderte logrando y disfrutando algo más allá de tus viejos límites.

Eso sólo lo logras cuando asumes que tus límites sólo te estaban marcando el comienzo del nuevo camino que ahora decides emprender.

2. Tú no eres tus pensamientos

Tú no eres tus pensamientos. Tú eres el que piensa.

Ante esas aseveraciones sencillas, surge una conclusión liberadora:

Si yo no soy mis pensamientos sino el que pienso, significa entonces que puedo escoger pensamientos diferentes si aquellos con los que me encuentro… ¡no me gustan!

No sé si llegas a captar la trascendencia de esa idea: todo aquello por lo que tú te hayas podido sentir mal, por lo que te hayas podido limitar, por lo que hayas quizá menospreciado tu valía y potencial, no son más que pensamientos.

Ellos, per se, no tienen solidez. Lo que los hace sólidos y reales, lo que les da fuerza y termina convirtiéndolos en “tu verdad”, es tu energía puesta en ellos.

Me explico:

Lo que le da poder a tus pensamientos es la atención que pones sobre ellos. Es, en otras palabras, si te los tomas en serio.

Experiméntate como el observador de tus pensamientos; tu eres el pensador y algo diferente de ti son tus pensamientos.

Reflexiona lo siguiente:

¿Qué sería de ti si tus pensamientos limitantes y negativos… ¡te los tomaras en broma!?

Tú no eres tus pensamientos. Mas te conviertes en aquellos pensamientos a los que les das energía, a los que les prestas atención y asumes como “verdaderos”.

Date cuenta que el convertir un pensamiento en “verdadero” o cierto, en una suerte de hecho, es algo que viene después del pensamiento. Es una elección. Una que quizá hicimos hace ya mucho tiempo. Tanto así que ahora el pensamiento parece ser “la verdad” por sí mismo, y no porque hemos sido nosotros quienes le hemos dado esa característica.

Si alguna vez lo hicimos—darle característica “esto es un hecho” a un pensamiento—implica que esa fuerza, esa certeza, no está en el pensamiento sino en el pensador.

Ese eres tú. Significa que tú, ahora o en cualquier momento, puedes elegir diferente.

Desde el recordar que tú eres el pensador, puedes escoger no prestarle atención al pensamiento que de alguna manera te hace sentir mal y te resta energía.

Tus pensamientos no tienen poder por sí mismos. Lo que le da poder a tus pensamientos es la atención que pones sobre ellos. Es entonces cuando ellos se hacen “reales” para ti.

“Yo no sirvo”. “Yo no puedo”. “Yo no lo voy a lograr”. “Yo no me lo merezco”. “Eso es imposible”. “Eso no se puede”. “Yo soy demasiado viejo/lento/aburrido/joven/inexperto/ignorante/incapaz/estúpido/flojo/terco/cómodo/etc. para intentarlo”.

Esos son ejemplos de pensamientos que cierran posibilidades y se convierten en excusas para ser quien realmente puedes llegar a ser.

Pero sólo se convierten en excusas si tú lo permites. Si tú les das energía. Si les prestas atención.

La siguiente idea puede ser una de las más liberadoras:

Por el hecho que pienses algo… ¡no tienes que creértelo!

Ni siquiera porque ese pensamiento se haya repetido en tu mente por años o incluso décadas. Ahora, tú puedes elegir diferente. Puedes escoger no prestarle atención a lo que pensaste por hábito y reacción, sino escoger con intención un nuevo pensamiento que te potencie.

Se dice que la calidad de tu vida es la calidad de tus pensamientos. En realidad, tu vida pasa a ser una expresión de aquellos pensamientos a los que le das energía.

Por lo tanto, escoge conscientemente aquello a lo que le das energía. Al hacerlo, estás decidiendo lo que pasa a ser real para ti, y lo que terminará manifestándose en tu vida.

Mi invitación: vive desde la idea de que tus límites están para mostrarte el inicio de tu próxima aventura, y con la consciencia del pensador ilimitado—y no el pensamiento limitante—que en realidad eres.



Soy Paco Morales.


Haz que cada día cuente. Éxitos.

domingo, 8 de noviembre de 2009

CAMBIA LA PERSPECTIVA Y TRANSFORMA TUS EMOCIONES.


¿En dónde está tu atención? Más allá de que espero que en este momento tengas tu atención puesta en estas líneas ¿a qué le has estado prestando más atención últimamente?


En otras palabras ¿en dónde está tu enfoque?

Tu mente consciente es un tanto limitada—enormemente si la comparamos con la capacidad de tu mente inconsciente. Apenas puede procesar unos pocos datos a la vez. Esto hace que a cada instante, al enfocarte en algo—un pensamiento, una idea, una persona, una circunstancia—tú estés borrando de tu consciencia todo lo demás.

¿Acaso en este momento que estás leyendo estás consciente del latido de tu corazón? ¿De tu respiración? ¿De los ruidos que hay en el ambiente en que te encuentras? ¿De lo que no se te puede olvidar? ¿De las personas a quienes más amas? ¿Del recuerdo de lo que comiste esta mañana?

Seguramente no fue sino hasta que leíste las preguntas anteriores que de pronto tu mente tomó consciencia de esas cosas. Pero de resto, es mucho más lo que escapa de tu consciencia que aquello que entra en el “ojo” de la misma.

Es como si tu mente consciente fuera un telescopio apuntando al cielo. Miras a través de él y observas grandes cosas. Pero ¿qué es lo que en realidad ves? Con gran magnificación, apenas una ínfima porción del cielo sobre ti.

Este fenómeno de consciencia selectiva puede se tu maldición o tu bendición. Depende de cómo lo aproveches. Porque si dejas que tu enfoque se concentre, por ejemplo, en lo que no está funcionando en tu vida, adivina qué: pierdes la conexión con aquello que sí está bien.

Al contrario también funciona:

Si piensas en aquellas cosas por las que puedes estar agradecido—y te conectas con las sensaciones que esos pensamientos generan—dejas de experimentar la sensación de desgracia.

Aduéñate de tu enfoque

Tu enfoque es parte de lo que alimenta e incluso puede perpetuar determinados estados emocionales—lo que sientes también es influenciado por tus creencias y por los significados que le asignas a lo que está sucediendo, pero esto es tema para otro artículo; por ahora, enfoquémonos en la cuestión del enfoque.

Tu enfoque te empobrece o te potencia. Te apaga o te enciende. Merma tu capacidad de acción o la impulsa. Te hace sentir mal o te hace sentir bien.

Tu enfoque está bajo tu control. Puedes dirigirlo. La clave: usa preguntas que conduzcan a tu mente hacia la ruta de lo que te potencia.

Aquí van algunas preguntas potenciadoras:

¿Por qué te podrías sentir feliz en tu vida?

¿De qué te puedes sentir agradecido?

¿Cuáles son algunos logros, cualidades y decisiones de los que te puedes sentir orgulloso?

¿Qué sí puedes hacer ahora?

No es sólo una cuestión de pasar a ver el vaso medio lleno en vez de medio vacía. Es cuestión de mirar otro vaso completamente. Otro vaso que está rebosado por aquello que va a cambiar tu energía y te va a permitir conectarte con los recursos internos y externos necesarios para avanzar.

5 Pasos para reenfocar tu atención

Una forma de poner este conocimiento en práctica es la siguiente:

1. Toma consciencia de lo que sientes.

2. Date cuenta de cuál es tu enfoque—de en qué cosas te estás enfocando para sentirte como te sientes.

3. Toma conciencia de lo que has estado borrando.

4. Decide cómo te quieres sentir realmente.

5. Enfócate en lo que te potencia.

Te recomiendo que apliques estos pasos por escrito. Va a ser mucho más poderoso que simplemente hacerlo mentalmente—aun cuando es un proceso que puedes memorizar y seguir cada vez que lo necesites.

Vamos, con un ejemplo, paso por paso:

1. Toma consciencia de lo que sientes

Supongamos que te sientes un tanto deprimido y abrumado. Entonces te preguntas:

¿Cómo me siento en este momento?

Date unos segundos y luego escribe lo que sientes. En nuestro ejemplo, pueden surgir cosas como: abrumado; sin energía; decaído; sin ganas de hacer nada; queriendo irme para mi casa y encerrarme en mi cuarto.

2. Date cuenta de cuál es tu enfoque

Pregúntate lo siguiente:

¿En qué tendría que estarme enfocando para sentirme como me siento?

Siguiendo con nuestro ejemplo, podrían surgir respuestas como…

…en todo lo que tengo por hacer.

…en todo lo que no he logrado.

…en todo lo que me falta.

…en lo que “debería” estar haciendo.

…en lo que otros pueden estar pensando de mí.

…en lo que puedo perder.

…en lo que no me gusta.

…en lo que no quiero hacer.

3. Toma conciencia de lo que has estado borrando

Recuerda que tu mente consciente es selectiva. Cuando se enfoca en algo borra todo lo demás—así como la infinita extensión de cielo estrellado que dejas de ver cuando miras por el telescopio.

Por lo tanto, si te has estado enfocando en algo—y eso no contribuye a que te sientas bien y ni a que te muevas hacia adelante—significa que has estado borrando algo—factiblemente aquello en donde está el potencial para cambiar tu situación.

¿Qué he estado dejando por fuera de mi consciencia?

Simplemente, toma la lista anterior y escribe los opuestos.

Si te has enfocado en todo lo que tienes por hacer, seguramente has borrado lo que ya has completado.

Si te has enfocado en lo que otros pueden estar pensando de ti, has dejado de pensar en lo que tú quieres pensar de ti mismo.

Si te has enfocado en lo que puedes perder, estás desconectado de lo que has ganado y de lo que puedes ganar.

El objetivo de este paso es ampliar tu perspectiva y liberar tu mente de una posición inflexiblemente fijada en lo que te empobrece. La realidad es más amplia, así que ¿por qué no incluir esas cosas que te ayudan?

4. Decide cómo te quieres sentir realmente

Los pasos 1 y 2 buscan recordarte que tus emociones no se dan por casualidad, sino que surgen y se mantienen según en dónde esté, entre otras cosas, tu enfoque.

El tercer paso buscar restablecer tu sensación de elección. ¡Puedes escoger un enfoque diferente! Y ha llegado el momento de hacerlo.

¿Cómo me quiero sentir realmente?

Una tus respuestas del primer paso para clarificar cómo quieres sentirte. Es fácil: simplemente busca los opuestos.

¿Te sentías abrumado? Quizá quieras entonces sentirte en control y calmado.

¿Te sentías deprimido? Entonces declara que quieres sentirte entusiasta y activo.

5. Enfócate en lo que te potencia

Ya sabes lo que quieres. Ahora es cuestión de “desenchufarte” de lo que te mantenía sintiéndote mal y conectarte con lo que va a alimentar tus nuevas emociones.

Hazte esta pregunta:

Para sentirme como me quiero sentir ¿en qué tengo que enfocarme?

Y escribe cosas como…

…en lo que he logrado.

…en lo que he ganado.

…en lo que he aprendido.

…en lo que tengo para agradecer.

…en lo que voy a ganar.

…en lo que es realmente importante.

…en el amor que me rodea.

…en mis oportunidades.

…en lo que quiero lograr.

…en lo que me apasiona.

…en lo que quiero.

…en lo que puedo aprovechar.

…en por qué sí estoy avanzando.

…en cómo soy más de lo que era antes.

…en cómo estoy cada día más cerca.

…en aquello de lo que me puedo ocupar.

…en los recursos que sí tengo a mi disposición.

…en lo que sí está en mí hacer.

…en lo que me merezco.

…en mi visión de futuro.

Por último, escoge de tu última lista las tres ideas que sientas que más energía te dan y conviértelas a preguntas. Por ejemplo:

¿Qué oportunidades tengo ante mí?

¿Qué es lo que sí puedo hacer?

¿Cuál es mi visión de futuro?

Emplea tus tres preguntas—o si eres atrevido convierte todas tus ideas de enfoque en preguntas—como recordatorios para mantener tu enfoque en lo que te potencia. Tenlas frente a ti. Pégalas en lugares donde las veas con frecuencia. Ponlas en tu protector de pantalla. Escríbelas en pequeñas tarjetas que puedas llevar contigo en tu cartera para revisarlas en cualquier momento que tengas.

Las preguntas que te haces le dan “foco” a tu enfoque—mueven el telescopio de tu mente consciente de un punto a otro en tu espacio de realidad.

Si te encuentras sintiéndote mal, es porque tu enfoque se está yendo en la dirección inadecuada.

Es momento de retomar el control.

Emplea tus nuevas preguntas, conéctate con lo que te potencia y pon tu renovada pasión en acción.

Soy Paco Morales.

Haz que cada día cuente. Éxitos.

domingo, 1 de noviembre de 2009

EL SIGNIFICADO REAL DE LOS OBSTÁCULOS.



Todos los tenemos. Nadie escapa de ellos.


Toda historia de éxito los contiene. Y las de fracaso, también. Pero en el manejo de éstos es dónde se define la victoria o la derrota.

Hay quienes creen que su existencia significa que no deben seguir. Hay quienes se pierden en el juego y confunden su significado.

Sólo quienes comprenden el propósito de éstos, manifiestan la “alquimia” transformando lo que para la mayoría es una adversidad, en lo que para los que triunfan es una oportunidad.

Obstáculos. Problemas. Desafíos. Retos. Adversidad. Crisis.

¿Por qué? “¿Por qué a mí?”, dicen algunos.

Entender las razones y las causas de que algo se manifieste en tu vida es útil si esa búsqueda se convierte en claridad y cambio. Claridad para marcar mejor tú rumbo y cambio para ser más eficaz en el logro de lo que buscas.

Pero la mayoría de la gente, cuando se pregunta el por qué de sus tribulaciones, se queda atrapada en la culpa. O cuando menos, en la sensación de una autoestima debilitada por la realidad del momento.

Antes que buscar el por qué, es de mayor valor explorar el para qué.

Más que la razón, es una cuestión de propósito. ¿Cuál es el propósito de los obstáculos? ¿Para qué sirven?

Algunos te dirán que es para que abandones el camino. Argumentarán que las barreras son una indicación de que por ahí no es el camino. Los más negativos, dirán que los fracasos son muestra de que no tienes con qué.

Pero, ¿quiénes hablan así?

Los que no han logrado sus sueños. Los que se han quedado atrás. Quienes se han conformado con una pálida versión de lo que una vez creyeron que era posible.

Pregúntale a alguien que está viviendo su vida plenamente. Interroga al que ha triunfado. Pide consejo al que está del otro lado del fracaso. Explora qué piensa el que exuda plenitud.

Te dirán algo totalmente diferente.

Te entregarán un significado, un entendimiento sobre lo que significa un obstáculo, que es opuesto al de la mayoría.

Y no en vano lo han logrado. No por casualidad son quienes son.

Palabras más, palabras menos, te dirán lo siguiente:

Los obstáculos no están ahí para impedirte lograr lo que quieres. Las barreras aparecen en tu camino para darte el chance de mostrar cuán intensamente quieres lo que deseas.

Si no entiendes esto, al buscar entender el por qué algo sucedió te enredarás en la culpa y se debilitará tu determinación a lograr.

Es cuando comprendes que las barreras, los obstáculos, las adversidades, los desafíos y los problemas no están ahí para frenarte, sino para que decidas qué tanto lo quieres y fortalezcas tu carácter, podrás indagar en las causas con el entusiasmo por encontrar la próxima clave que te permitirá llegar más allá.

Los obstáculos no existen para frenar a quienes realmente están comprometidos con su éxito. Están ahí para detener a todos los demás.

Ante las circunstancias negativas en las que te puedas encontrar, recuerda esto: ellas también pasarán.

Así como ha sido todo en tu vida. Llegará en momento en que no estarán. Son circunstancias. Son eventos. Son etapas y estaciones.

Te toca a ti decidir si tu compromiso con lo que quieres es tan transitorio como el problema del momento, o si es ahora la oportunidad para conectarte con tu fuerza interna y avanzar.

Porque el éxito está lleno de obstáculos, de caídas, de tropiezos y equivocaciones.

Quienes lo conquistan no son perfectos. No son inmunes. Son simplemente seres de carne y hueso que deciden, ante cada nuevo desafío, perseverar. Una y otra vez.

Personas, como tú, que eligen entender que cada obstáculo es una oportunidad para renovar y reforzar su fe, su determinación y su convicción puesta en acción por mejores posibilidades.

¿Cuál es el verdadero significado de tus obstáculos? El que tú decidas.

En ti está relacionarte con lo que te sucede de manera potenciadora. De ti depende aprovechar las circunstancias para definir tu fe y poner tu determinación en acción.

Soy Paco Morales.

Haz que cada día cuente. Éxitos.

lunes, 26 de octubre de 2009

ALGUNOS PASOS PARA CUMPLIR TUS SUEÑOS.



El dolor de los sueños no realizados puede ser el peor dolor que nunca experimentes.


Así que empieza por tener tu gran sueño. Date el lujo de tenerlo. Visualiza el tipo de vida que te gustaría vivir. ¿Cuánto dinero habría en tu cuenta bancaria? ¿Con quién te gustaría vivir? ¿Qué casa tendrías? ¿En donde?

Todos lo grandes que llegaron a algo, empezaron soñando. Sabían que el primer paso para que su sueño se cumpliera, era tener uno. Y eso vale para ti también.

Si nada te limitara ¿Qué harías? ¿A dónde te gustaría llegar? Imagina que tuvieras la posibilidad de tener todo el dinero, la experiencia, los contactos, la educación y las amistades necesarias. Visualízalo. Cuando lo visualices, habrás dado tu primer paso, y el más importante. El segundo consistirá en escribir esa situación ideal.

1er Paso: Ten tu visión sin límites

Si no tuvieras límites: ¿Qué tipo de vida llevarías?

Para conseguir tus metas dispones de una primera técnica muy poderosa. Se trata de “Verte YA en el Futuro”. Es una técnica sencilla con unos efectos increíbles. Se trata de visualizarte dentro de 5 años con tu vida ideal. ¿Con quién estás? ¿Qué haces? ¿Donde trabajas? ¿Cómo vistes? ¿Cómo es tu casa? ¿Quiénes son tus amigos? ¿Cuál es tu horario? ¿Cuánto dinero tienes en el banco? ¿Qué estilo de vida llevas? Si aplicas esta técnica, transformarás tu mente…y tu comportamiento.

Cuanto más claro lo tengas y más veces lo visualices, mejor. Con una imagen mental muy clara de tu futuro actuarás doblemente motivado. Se te ocurrirán cientos de ideas para que tus sueños se cumplan. Así lo consiguieron muchos y así lo puedes conseguir tú.

Avanza solo en la dirección de tus sueños. Si te das el lujo de tener grandes sueños, tu autoestima mejorará automáticamente y tendrás más confianza en ti mismo. Ya no te afectarán los contratiempos como antes. Los verás como pequeños escollos en tu camino hacia el éxito. ¿Crees que te frenará ese parón económico, esa venta no conseguida o ese proyecto pospuesto? ¡Para nada! Estás tan ilusionado viéndote en tu casa ideal con tu sueldo ideal, tu horario perfecto y tu independencia financiera, que tomarás los contratiempos como pequeñas lecciones para aprender más y volverte más fuerte.

Si tuvieras el éxito garantizado ¿A dónde te gustaría llegar? Hazte esta pregunta una y otra vez: “Si no existiera la posibilidad de fracasar: ¿Que es lo que te gustaría conseguir?”

2º Paso: ¡Apúntalo!

La segunda técnica igualmente sencilla y efectiva es escribir lo que quieres conseguir. Cuando termines de leer este articulo, agarra un bolígrafo y apúntalo. ¿Cómo será tu día perfecto? ¿Quién estará a tu lado? ¿Quién no estará a tu lado? ¿Cuánto dinero tendrás? ¿Qué harás para llegar a donde quieres? ¿Qué medidas tomarás hoy mismo? Escríbelo en el primer papel que veas. Son sólo un par de frases. Anota a donde quieres llegar en un año, en tres y en cinco. Vale con dos o tres frases sobre tus metas. Guarda ese papel y te sorprenderás al de un tiempo cuando se cumpla lo escrito. Funciona. A mi me ha funcionado y a ti también te funcionará.

Yo no creía en esta técnica al principio, pero cogí un papel y apunte mis metas para ese mes. Consistían en:
• Cerrar una venta detrás de la que andaba mucho tiempo (con su jugosa comisión).

• Encontrar una vivienda aceptable en un barrio cerca de mi trabajo de entonces.

• Subir 5 kilos de peso.

• Entrar en una influyente Sociedad.

Ya había perdido toda esperanza de conseguir cualquiera de ellos, pero guarde el papel en un cajón y cual fue mi sorpresa cuando al de un mes se cumplieron 3 de las 4 metas. (La cuarta se cumplió 2 meses mas tarde). Pruébalo, te sorprenderás.

Visualizando y apuntando tus metas, habrás empezado a cumplir tus sueños. Ya nada te parará. Tú, al contrario que muchos, estarás lanzado hacia tu independencia económica y tu vida ideal. Es lo que te diferenciará de los que no la tienen. Los que carecen de esa vida ideal es porque nunca lo intentan, dan vueltas y vueltas sin tener metas a las que agarrarse.

Pero tú, como amante de la eficacia personal, eres distinto. Tus ideales te darán fuerza y optimismo. Empezarás a ver en todo lo que te ocurra, ayudas para conseguir lo que quieres. Y cuando te venga un altibajo, lo tomarás como una experiencia que te dará más sabiduría. Así consiguieron su experiencia todos los que ahora tienen éxito.

Visualízate constantemente en el futuro con esa casa, amigos, familia, trabajo o contactos que deseas. Si lo visualizas cada día y lo escribes, no habrá quien te pare.

Empieza escribiendo tus sueños cuanto antes, porque puede que no tengas tanto tiempo como crees. Agarra un papel y escribe ahora a donde quieres llegar. Son solo cinco minutos, pero ya estarás en la pista rápida.

Soy Paco Morales.
Haz que cada día cuente. Éxitos.

miércoles, 21 de octubre de 2009

LA ATRACCIÓN DE LO DESEADO.


El arte de atraer lo que uno desea se basa especialmente en saber integrar las energías y ciertos principios que nos permitirán fluir hacia aquello deseado. Es lo que se denomina estar “alineado”. La alineación de vida es muy importante en todos los aspectos de nuestro quehacer, es, por decirlo de alguna manera entendible, estar en sintonía o en onda.


Me baso en los conocimientos adquiridos a lo largo de los últimos años de mi experiencia en el trato y puesta en práctica de una serie de principios que ayudan a conectar con aquello que uno quiere y desea.

Tenemos que aprender a vivir dentro del rango de emociones “atractivas” que nos mantienen en un estado de fluidez, armonía y sintonía con nuestro ser, y por lo tanto con todo nuestro alrededor y realidad.

Nada fuera de ti puede causar que te sientas de cierta manera. Las emociones vienen desde dentro de ti, y cuando puedes generar una emoción, naturalmente atraerás más de lo mismo.

Todas las manifestaciones comienzan con el deseo. Manifestar exitosamente depende en desearlo de manera correcta.

Yo creo que estamos unidos con el Universo y con todas las cosas que han sido creadas por Dios. Estamos creados todos de la misma materia. Por eso nuestros pensamientos crean nuestra realidad y atraemos aquello en lo que nos enfocamos e imaginamos.

Saber que somos 1 te llevará a Confiar, a Soltar y Rendirte, que son las claves para poner en práctica los principios que a continuación te enumeraré.

Lo Deseo Pero No lo Necesito: Expresa gratitud por lo que tienes, se agradecido. Permite que fluya más en tu vida, cultivando un estado de aceptación y perfección.

Deseo Intenso Pero Relajado: Piensa en la diferencia entre Poder y Forzar. Cultiva la paciencia y la confianza. Error: No caer en la trampa que querer controlarlo todo y de que suceda de la manera que deseas.

Ábrete a algo mejor: Visualiza el resultado, pero permite que el universo resuelva los “cómos”. Error: Muchas veces insistimos en cosas específicas y queremos que las cosas se manifiesten a nuestra manera o de una forma en particular.

Se Feliz Sin “Ello”: Puedes ser feliz y tener deseos, y desear que algunas cosas sean mejores. Disfruta ser feliz AHORA. Error: Sentirte infeliz y “Sin ello” es tener una mentalidad de escasez. Elimina el flujo creativo al desear algo con condiciones: “Si tengo esto seré feliz”

Confía y “Ríndete”: Confiar es un estado de conciencia en el que te conectas con un poder que sabe lo que es mejor para ti. Rendirse es humildad y soltar expectativas y rendirse a este poder superior. Error: Permitir al “ego” que mande. Resistirse a relajarse y rendirse porque piensas que puedes controlar y hacer todo por tu cuenta.

Saber Porque Lo Deseas: pregúntate “¿Para que propósito?” Piensa en el estado emocional que deseas obtener y anticípate. Error: evitar crear conscientemente. No tratar de entender el porque deseas algo y creer que te llenará de alguna manera.

Explora tus Razones: Mientras más razones y beneficios puedas imaginar en detalle, más probable es que manifiestes tu deseo. Error: Mantener sólo una razón cerrada sobre porque deseas algo y no pensar en más beneficios o verlo en una perspectiva más elevada.

1 Paso a la Vez: Cada paso te acerca a tu deseo. Acciones constantes te llevan a grandes resultados. Error: congelarte por inactividad y pensar que las metas grandes toman mucho esfuerzo y hacer absolutamente nada.

Practica Paciencia y Acción Constante: Puedes ser feliz y tener deseos, y desear que algunas cosas sean mejores. Disfruta ser feliz AHORA. Error: Demandarlo ahora mismo, insistir en la necesidad y apurarse porque no eres feliz sin ello)


Crece y Sabe que lo Mereces y Vales: Claro que mereces lo que deseas. Identifica y elimina creencias limitantes. Empoderate y créete el creador de tu realidad. Error: Creer que eres inferior, decirte que no mereces cosas buenas en la vida, no soltar el rol de víctima.

Soy Paco Morales.
Haz que cada día cuente. Éxitos.

lunes, 12 de octubre de 2009

LA FELICIDAD ESTÁ EN LA ELECCIÓN



El caso y la realidad en sí es que ni tú ni yo somos dioses. Aunque si he de reconocer que contamos con la “capacidad” de poder decidir en cada momento nuestro actuar y de permitir que las cosas nos afecten en la medida que nosotros decidimos.


¿No piensas que esto es algo mágico?

Por que igual que Dios pudo hacer lo que hizo y hace por el mero hecho de ser Dios nuestra correspondencia es la buena utilización de esas facultades que ya vienen impresas en nosotros mismos en el momento de ser personas. ¿Quién puede negar que tengamos la capacidad de elección ante cualquier acontecimiento de la vida? Para bien y para mal ¿eh? Las dos cosas.

Por lo tanto creo, dentro de mi ilimitada “sabiduría”, que eso es lo que nos hace ser poderosos. La capacidad de elección, te repito para bien o para mal. ¡Dios mío que bien nos “fabricaste” que gracias a esa libertad que nos diste nos haces poderosos! El tener el “poder” de decidir como quiero que las cosas me afecten y de cambiar el rumbo de los acontecimientos a través de elecciones.

Pero a la vez, qué gran responsabilidad, ¿no?

¿Te das cuenta que todo lo poderoso tiene sus consecuencias? Y conlleva una responsabilidad. Entonces, cuando me doy cuenta de este tema, me hace ser más poderoso, por que en la medida en que uso bien esa facultad y la responsabilidad es positiva se contribuye igualmente a mejorar lo mejorable.

Sigo pensando a pesar de TODAS mis experiencias “negativas” que lo más grande que puede hacer una persona es contribuir al bienestar de otras y hacerlas sentir valerosas e importantes. Siempre me ha llamado la atención eso de cambiar vidas a través de la palabra. Pero el truco del almendruco es hacerlo sin sentirnos “importantes” porque eso le resta valor a la acción positiva, ¿Por qué? Porque consume toda esa energía en beneficio propio y no de los demás o de la circunstancia y situación a mejorar. Por decirlo de alguna forma gráfica lo que estaba destinado para otro, lo absorbemos nosotros por el hecho de la importancia. Aquí está el verdadero valor de las cosas.

En darme cuenta que en la medida en que yo contribuyo a que las cosas fluyan por sí mismas en razón de esas pequeñas elecciones que voy haciendo en el quehacer cotidiano y de ir creando una “gran” o “pequeña” realidad para algunos y no soy obstáculo entre lo que soy y quiero ser o entre lo que son y quieren ser, el resto por la ley magnifica de la correspondencia será algo bueno en mi vida.

El vivir sin preocupaciones entonces no se convierte en un mero hecho de Fe, bien entendido, sino en saber realmente, sin cerrar los ojos a la realidad, ya que según lo dicho, yo creo esa realidad, en un ingenuismo exagerado de cerrar los ojos ante hechos que “a los demás” les conviene ese estado de hacerme creer que eso es lo mejor para mí.

¿Me explico? A lo que quiero llegar es a varias cosas, la primera a que te des cuenta que hay cosas que suceden en nuestra vida en las que realmente no vamos a tener nunca el control, pero que hay otras cosas en las que a través de esas pequeñas decisiones que tomemos o tomamos si podemos influir. Y eso lo veo en cada uno de mis pacientes, que trato asiduamente en el Aula Motivacional. En la medida en que se dan cuenta de que pueden influir en los aspectos “influenciables”, por decirlo de alguna manera, de su vida y que cambiando algunas cosas pueden cambiar su realidad, ¿qué pasa? QUE LAS COSAS CAMBIAN. Hay muchos testimonios vivenciales a nivel mundial que pueden corroborar que esto que escribo tiene fundamento. Que el Secreto del que tanto se habla últimamente es en darse cuenta que la forma de actuar no es de fuera hacia dentro, sino de dentro hacia fuera, UFFFFFF!!!!! Léame bien ya que esto es algo poderoso de verdad, entonces las cosas cambian en la medida en que yo personalmente cambio.

Créeme que semana tras semana escucho muchas historias de vida de personas que llegan al Aula Motivacional en busca de “soluciones”, “consuelo” que les cambie eso que literalmente les machaca por dentro y que los paraliza en su actuar. Y cuando descubren, a través de la Terapia, que es parte de mi trabajo, que la solución está dentro de ellos/as mismos/as se les abre un panorama que me atrevería a decir que es casi infinito.

Gracias a eso, se han salvado matrimonios, se han curado insomnios, se abren nuevas perspectivas de vida que por un lado, todo hay que decirlo, se convierten en personas más felices, en más pacientes para el Aula Motivacional, porque no veas como funciona el boca a boca y Seminarios y Talleres llenos de personas “ansiosas de descubrir “el secreto de la felicidad”.

Hemos vivido pensando durante mucho tiempo que eso era para unos poquitos. Pero cuando eres consciente realmente del momento presente, de que la vida es la sumatoria de pequeños instantes llenos, no vacíos, de que realmente el dueño de ese instante actual, presente, AHORA, es uno mismo, porque definitivamente ALGUIEN así lo decidió, y en sentido religiosos entraríamos a decir que esa FACULTAD Dios nos la dio, DEFINITORIAMENTE.

La misma perspectiva de la vida da un gran giro. Esto es muy sencillo, vamos a ver. Se podría resumir en lo siguiente. Es decir, soy dueño de cada INSTANTE PRESENTE DE MI VIDA. Yo decido, te repito, para bien y para mal, que hacer con ese instante. Al igual que puedo elegir mal, tengo la capacidad, el “poder” me atrevería a decir, de elegir bien, lo que más me convenga para ese preciso instante.

No olvides, por favor porque aquí esta el meollo de la cuestión de que esa elección será en definitiva la que condicione el siguiente instante, no el FUTURO, como lo llaman algunos, especialmente los que viven de el, es decir los esotéricos, adivinadores, etc., sino el siguiente instante, y que la SUMATORIA, y esta vez en mayúsculas, de los Instantes son definitivamente las que van creando la historia personal de cada uno.

Y la de los demás por que no olvides que en cierta manera somos “responsables” de la vida de los demás, aunque te hayan hecho creer lo contrario, y ¿Por qué? Porque es una forma de eludir responsabilidades, o ¿no?

Además a veces la responsabilidad requiere una gran carga, si nos enfocamos solo en ella, y como somos así, lo más fácil es al eludir responsabilidad, eludo carga también.

Pues NO, eres responsable de lo que le ocurre a tu vecino, lo quieras o no lo quieras, esto es como la relatividad, creas, quieras, no creas o no quieras todo lo que sube baja. No hay más vuelta de hoja. ¿Hay que hacer grandes cosas? No, simplemente elegir en CADA INSTANTE aquello que te hace ser feliz y que te sientas feliz, por que en la medida en que yo estoy bien, con altas vibraciones positivas, contribuyes de forma directa e indirecta que tú alrededor también evolucione en la misma sintonía de tu propio sentir.

Por lo tanto, entre bromas podríamos añadir, que algo de eso “positivo” le llegará a tu vecino. ¿No crees?

Soy Paco Morales

Éxitos.

martes, 6 de octubre de 2009

"LA ACTITUD"

“Estoy buscando personas que tengan la infinita capacidad de no saber lo que no pueden hacer” – Henry Ford,


La mayoría de la gente, tropieza con el hecho de que no se creen capaces de lograr lo que sueñan o desean. Es peor que eso. Mucha gente ha dejado de soñar, ha dejado de desear. Se han dejado llevar por la corriente. Tienen una auto-imagen tan pobre, que les cuesta levantarse por la mañana y ver lo hermosa que es la vida.

Según Zig Ziglar, la causa por la que mucha gente tiene una imagen pobre de si mismos, es el hecho que vivimos en una sociedad negativa y que tratamos constantemente con individuos negativos. Esto es fácil de darse cuenta, para ello simplemente mira los titulares de los periódicos locales, o el noticiero de medio día. Recuerda una conversación “normal” con tus amigos o incluso tus familiares.

La gente es influenciada por los comentarios y la manera de pensar de las personas de su entorno. Entonces una clave importante para lograr el éxito es preguntarte ¿De quién me estoy rodeado?, ¿Qué me están haciendo?, ¿Qué tanta influencia tienen ellos en mí?, ¿Qué me proponen que lea?, ¿Qué quieren que diga?, ¿A dónde me están llevando?, ¿Qué quieren ellos que piense?, ¿Estoy yo mismo de acuerdo con todo eso?, ¿Qué tanto influyen mis amigos en mí?

Tendrás que darte respuestas honestas sobre la influencia que la gente que te rodea tiene en ti. En otras palabras, ¿te están ayudando a crecer en la dirección que quieres? ¿Qué pasaría si yo te dijera que continuando con tus amigos como hasta ahora, y no haciendo nada para conseguir nuevas relaciones estás perdiendo oportunidades para conseguir lo que te propones, tanto para tu vida como para tu familia?

Si volvemos a la pregunta que te hice antes, ¿qué efecto están teniendo ellos en ti? Para ser más específico, te tienes que preguntar: ¿Hacia dónde vamos, en qué gastamos el tiempo?

Por ejemplo, si compartes con ellos cada viernes en la noche no solamente unos tragos y su compañía, sino la queja constante de sus odiados trabajos, sus malos jefes y lo arruinados que están, ¿qué tipo de influencia es esta?

Cuando sales, te sientes más inspirado para ser más y más, para conseguir tus metas con más entusiasmo o por el contrario, sales sintiéndote negativo, temiendo el día siguiente cuando tienes que levantarte temprano y estar en la oficina con ese jefe que no te cae bien, en un trabajo sin salida ni perspectivas de futuro.

La influencia es tan sutil como un pequeño empujón, y cada vez que se reúnen hay más empujones, pero en la dirección equivocada, hacia actitudes erradas que te llevan por un camino que no quieres seguir. Por que tu meta esta en una dirección y tu estas dirigiéndote en otra dirección influenciado por la gente. Y a veces esto es inconsciente ya que no te das cuenta hacia donde estas dirigiéndote.

Cada relación que tienes es una asociación, y cada asociación puede tener efecto positivo, neutro o negativo en ti. Por lo tanto, la persona que quiere tener éxito debe estar constantemente preguntándose acerca de sus relaciones.

Las personas exitosas buscan relaciones con otras personas exitosas que las empujen, las animen y les den coraje para volverse mejores.

Para atraer una persona atractiva, debes ser atractivo. Para atraer una persona poderosa debes ser poderoso. Para atraer una persona comprometida, debes ser comprometido. En lugar de ir a trabajar para ellos, ponte a trabajar en ti mismo. Si te lo propones, puedes conseguirlo.

¿Y sabes que pasa cuando tratas y te asocias con gente más exitosa que tú?

Primero que nada, estás abierto a toda clase de nuevos conocimientos. Conocimiento acerca de cómo trabaja el mundo, cómo funcionan los negocios, cómo mejorar tus amistades. Segundo, te abres a una amplia y nueva red de trabajo. Los amigos de ellos comienzan a ser tus amigos. Pronto, tanto tus negocios como tu círculo de influencia habrán cambiado y serán mejores que antes. Y por último, y tal vez lo más importante es que tu actitud y la manera en que enfrentas el mundo cambia. El noventa y nueve por ciento de la vida es actitud y eso lo veremos en un siguiente punto.

En definitiva, rodéate de lo mejor, las mejores cosas, la mejor gente. Rodéate de gente exitosa, de gente ganadora que viva de acuerdo con los valores y aptitudes que a ti te gustaría desarrollar.

La gente en tu vida tiene un poder increíble para influenciar tu destino. Ellos pueden afectarte profundamente tanto positiva como negativamente.Pero de quien debes cuidarte más que cualquiera, es de ti mismo. Debido a que constantemente, tú mismo te estas poniendo barreras en tu camino.

¿A que me refiero?

Me refiero a que constantemente crees que “no puedes” hacer o lograr algo.

Para tener éxito hay que olvidarse de la frase “no puedo” y de todas las relacionadas con ella, como “ojala pudiera”. Ya que simplemente el pensarlo y peor aún el decir las palabras “no puedo” te restan poder y te disminuyen gradualmente.

El cerebro esta diseñado para resolver cualquier problema y alcanzar cualquier meta que uno se fije. Aunque a simple vista parezca imposible. Las palabras que se piensan y se dicen tienen un efecto real en el cuerpo.

Una de las palabras que más bloquea el potencial humano es la palabra “imposible”.

Cada vez que alguien se atreve a desafiar aquellas cosas que parecen imposibles de realizar, aparecen los “extinguidores de los sueños”, también se les conoce como los “ladrones de sueños”, que con argumentos mas que convincentes intentan, “por nuestro bien por supuesto”, hacernos renunciar.

Lo peor de todo es que estos “ladrones de sueños” se presentan en forma de familiares y amigos muy queridos. Y sus intenciones no son malas, ya que desde su “punto de vista” tratan de salvarnos de no caer o de llevarnos un chasco por el posible fracaso que podamos tener al tratar de hacer aquello que “supuestamente” es imposible.

Sin embargo se ha demostrado miles de veces que aquellas cosas que parecieron imposibles en determinado tiempo, ahora son una realidad.

¿Quieres ejemplos?

Los hermanos Wright, que estaban intentando “volar”, Albert Einstein que quería dividir el átomo que según los expertos de la época era indivisible o Henry Ford al inventar el automóvil y podría seguir horas de horas recordándote tantos casos mas.

Ver lo posible en lo “imposible” es una de las habilidades de los triunfadores, que saben que están diseñados para innovar, crear y hacer realidad cualquier cosa que se propongan. Como decía Napoleón Bonaparte: “La palabra imposible solamente esta en el diccionario de los idiotas” o como nos estimulara Jesucristo: “Todo es posible parael que cree”.

Nunca permitas que otros arruinen tus sueños o proyectos, todo lo que es imposible para los hombres es posible para “el que cree y se da la oportunidad de descubrir todas las posibilidades que habitan dentro de el”.

¿Recuerdas cuando eras niño, las cosas que ibas a lograr o que ibas a ser? Pensabas que podías subir a cualquier parte, hacer cualquier cosa. Pensabas que no había barrera lo suficientemente alta como para no intentar superar. Pero poco a poco tu sentido de ser invencible se ha condicionando por el abuso emocional y físico recibido por tu familia, tus amigos y por tus maestros hasta que dejaste de creer de lo que eres capaz.

Soy Paco Morales

Éxitos.